Doctora, ¿qué es la enfermedad de Grover?

enfermedad de grover histología

Doctora, ¿qué es la enfermedad de Grover?

(Last Updated On: 11 diciembre, 2019)

La Enfermedad de Grover  (EG) o dermatosis acantolítica transitoria es una enfermedad cutánea pruriginosa y polimorfa, lo que dificulta su diagnóstico. Aunque suele autolimitarse, puede persistir durante meses.

Caso clínico:

Mujer de 58 años,  fumadora de 5-7 cigarrillos al día. Con hipercolesterolemia tratada con medidas no farmacológicas. Acude por presentar desde hace unas tres semanas lesiones maculopapulosas eritematosas bastante pruriginosas y algunas vesículas y costras en zona centrotorácica (Figuras 1 y 2). Se trata con emolientes y antihistamínicos orales. No mejora ni resuelven las lesiones, por ello se decide derivar a dermatología.

enfermedad de grover dermapixel

Figura 1 (Fuente: Dermapixel)

enfermedad de grover

Figura 2 (Fuente: Dermapixel)

Pruebas complementarias:

Desde dermatología finalmente se decide practicar una biopsia. Entonces la anatomía patológica revela: Acantolisis y disqueratosis, compatible con Enfermedad de Grover (Figura 3).

enfermedad de grover histologia

Figura 3

La Enfermedad de Grover es una disqueratosis de origen incierto, más frecuente hacia los 50-60 años y algo más prevalente en varones de fototipo claro. 

Existen una serie de factores precipitantes. En primer lugar la exposición solar, el calor, el sudor. Además de las neoplasias, la nefropatía crónica, la hospitalización reciente, algunos fármacos y también el ejercicio físico intenso. 

La clínica que suele presentar son pápulas eritematosas pruriginosas o pseudovesiculosas. Se localiza sobretodo en zonas expuestas del tronco. 

El diagnóstico se confirma histológicamente mediante anatomía patológica. Se han descrito 4 tipos histológicos: Espongiótico, pénfigo like, Darier like y Hailey-Hailey like, sólos o combinados. La inmunofluorescencia  directa es negativa.

El diagnóstico diferencial se podría realizar con enfermedades con pápulas pruriginosas. Deberíamos descartar entonces: prurigo simple, urticaria papular, foliculitis eosinofílica, escabiosis, milaria rubra, dermatitis herpetiforme, enfermedad de Darier, enfermedad de Hailey-Hailey, y pénfigo vulgar entre otros.

El tratamiento consiste en evitar los posibles desencadenantes. En primer lugar, en casos leves los corticoides tópicos, los antihistamínicos orales, los emolientes con urea o lactato pueden ser suficientes. En casos graves o persistentes puede requerir también el uso de  retinoides sistémicos, o análogos vitamina D, corticoides orales o fototerapia y PUVA. 

El pronóstico es bueno ya que suele autorresolverse en 2-4 semanas, pero hay formas persistentes. En nuestro caso finalmente se resolvió bien con corticoides tópicos en 2 semanas.

Conclusiones:

Ante una dermatosis de estas características se debe sospechar la EG entre los posibles diagnósticos.

Autoras:

Teresa Rama Martínez

Idaira Damas Pérez

CAP El Masnou.

No Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: