Un lunar con un halo blanco

halo nevus

Un lunar con un halo blanco

(Last Updated On: 25 noviembre, 2019)

RESUMEN

Los halo nevus no suelen requerir tratamiento ya que su evolución natural es hacia la desaparición y no suponen ningún riesgo para la salud. El nevus central se va aclarando hasta llegar a desaparecer y el halo acompañante recupera su color progresivamente. Sólo se recomendará la extirpación del halo nevus en el caso de que el nevus melanocítico central tenga características atípicas. 

Caso clínico

Chica de 12 años que acude a la consulta del pediatra para valoración de un lunar en la espalda. Los padres han observado cambios en los últimos meses, apareciendo un halo blanquecino alrededor. La paciente no presenta ningún antecedente personal de interés ni tampoco presenta antecedentes familiares de melanoma ni de vitíligo. 

En la exploración física observamos un nevus con un halo hipopigmentado alrededor. Presenta otros nevus pequeños sin signos de atípia. 

Halo nevus

El halo nevus fue descrito por primera vez en 1906 por Hyde que publicó un paciente con vitíligo y un nevus central. Posteriormente en 1916,  Sutton lo presenta como una entidad aparte denominándola leucodermia centrífuga adquirida. También recibe el nombre de nevus de Sutton, vitíligo perinevoide o nevus leucopigmentario.   

Se caracteriza por un nevus melanocítico central rodeado de una zona de despigmentación periférica. Éste halo está bien definido, es simétrico y de tamaño variable de 0.5-2cm hasta 5 cm de diámetro. En ocasiones pueden existir varios halo nevus en la misma persona. La lesión suele ser asintomática. 

Este fenómeno se puede dar tanto en nevus congénitos como en adquiridos y es un hallazgo relativamente frecuente en niños, adolescentes y adultos jóvenes. No tiene predilección por sexo ni raza. Aparece especialmente en el tronco, sobretodo en la espalda, y es raro en manos o cabeza. Tiene una prevalencia aproximada del 1% y se ha asociado a dermatitis atópica, vitíligo y enfermedades autoinmunes como la tiroiditis de Hashimoto. Tiene cierta tendencia familiar. 

Evolución

Su involución espontánea parece deberse a un mecanismo inmunitario celular y humoral. Los nevus tienden a hacerse más planos y pueden involucionar de forma completa en meses o años. Esta involución suele ser más marcada en los primeros seis meses.  

Histología

A nivel histológico observamos la presencia de un infiltrado inflamatorio linfocitario alrededor de un nevus. Habitualmente este nevus central es un nevus melanocítico adquirido compuesto, aunque también se ha descrito en nevus azul, nevus de spitz, nevus verrucoso, nevus congénito, melanoma, mancha mongólica, neurofibroma, dermatofibroma o nevus rubí. 

Actuación ante un lunar con halo

En la mayoría de las ocasiones es un hallazgo no preocupante, que simplemente nos indica que ese lunar desaparecerá en un futuro. Pero en caso de que aparezcan uno o varios halo nevus en un adulto que nunca haya tenido lunares anteriormente es recomendable consultar con el médico para excluir otras causas (ej. melanoma).

Diagnóstico diferencial del halo nevus

Cómo ya hemos comentado, este fenómeno halo es más común en lesiones melanocíticas benignas, no obstante, se han descrito casos de melanomas con halo. El halo melanoma es infrecuente, se observa en personas adultas y se acompaña de criterios dermatoscópicos de melanoma. La dermatoscopia nos ayudará a diferenciar ambos. A continuación os mostramos los criterios dermatoscópicos diferenciales de halo nevus y halo melanoma. 

Bibliografía

Criterios dermatoscópicos de halo nevo y halo melanoma. Rosario Peralta, Luciana Gómez, Belén Marin, Susana Puig, Josep Malvehy, Emilia Cohen Sabban y Horacio Cabo.

Autora

Anna Estapé, pediatra de @lapellcamfic


No Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: