¿NEVUS DÉRMICO o CBC?

Nevus dérmico o CBC

¿NEVUS DÉRMICO o CBC?

(Last Updated On: 29 octubre, 2019)

Varón de 65 años refiere lesión preauricular de muchos años de evolución (“de toda la vida”) que en el último mes ha notado que ha crecido un poco. Ninguna otra sintomatología asociada. Está preocupado por si es algo malo. Niega antecedentes de melanoma personales ni familiares.

Nevus dérmico o CBC

Lo inicial y primordial para dar con el diagnóstico ante toda tumoración cutánea que nos podemos encontrar en nuestras consultas habituales es la ANAMNESIS. En este caso, se trata de una lesión de larga evolución sin grandes cambios ni sintomatología asociada que nos haga llamar la atención como por ejemplo sangrado, ulceraciones, cambio de color, crecimiento progresivo…por lo que, nuestra primera sospecha clínica sería de una lesión benigna, es decir, tranquilizaremos al paciente.

Screening de pápula o nódulo
Accede al vídeo formativo sobre la importancia de la anamnesis en el cáncer de piel.

El siguiente paso sería la exploración física. A nivel macroscópico, por un lado tenemos el ABCDE y por otro la descripción de la lesión en sí. 

En cuanto a lo primero, podríamos decir que el ABCDE es más bien negativo (simétrica, bordes regulares, color homogéneo, diámetro <6mm…), lo que nos apoya hacía lesión benigna.

Por lo que hace a la descripción, macroscópicamente, vemos una lesión nodular palpable (pápula) rosada, algo perlada (brillante) y parece que haya vasos en su interior. Ante esta imagen, podríamos sospechar que se trata de un CBC

Pero es un poco raro que el paciente tenga un CBC “de toda la vida”, ¿no?.

“¿Disponemos de algo más en consulta que nos pueda ayudar con el diagnóstico?”  La respuesta es sí. En este caso sería la dermatoscopia, cuya imagen es la siguiente:

nevus dérmico vasos
nevus dérmico dermatoscopia

Para la correcta descripción de una lesión con dermatoscopia, como ya sabemos, es ser sistemático y realizarla en 2 etapas: La primera, sería preguntarnos “¿se trata de una lesión melanocítica?” En un inicio, no vemos criterios de lesión melanocítica (no apreciamos glóbulos, ni retículos ni proyecciones) pero vemos vasos. En este caso, si nos fijamos bien, apreciamos dos tipos de vasos: unos son vasos en coma (cortos, gruesos y curvados)(círculos rojos) y otros en trípode (una sola ramificación) (círculos amarillos), por lo que la principal sospecha clínica en este caso sería NEVUS DÉRMICO. Aunque es habitual confundirlo con vasos ramificados que son propios de CBC; en éste último caso, serían normalmente vasos con múltiples ramificaciones, también conocidos como arboriformes. 

Ocasionalmente los nevus dérmicos pueden tener vasos con múltiples ramificaciones, es en esos casos en que sin anamnesis puede ser difícil diferenciar nevus de CBC.

Por lo tanto, en conclusión, tanto por anamnesis (primordial e imprescindible) como por dermatoscopia, la primera sospecha clínica de este caso sería NEVUS DÉRMICO

Pero seguramente os estéis haciendo la siguiente pregunta… “¿Y si me equivoco y no sé ver los vasos en coma o en trípode y los confundo con ramificados?” Por suerte, no es un dilema que pueda tener grandes consecuencias ya que las dos lesiones que sospechamos no tienen carácter agresivo ni pronóstico fatal, pero en este caso, la ANAMNESIS sería la principal guía que nos haga sospechar más uno u otro.

Y la siguiente pregunta que probablemente os haréis es… “Si es un nevus..¿porqué ha crecido en el último mes?¿se está malignizando?” La respuesta es no. Los nevus dérmicos a menudo se inflaman y cuando lo hacen, aumentan de tamaño; es algo benigno y frecuente que hay que tener en cuenta.

Diagnóstico diferencial: carcinoma basocelular, nevus dérmico, queratosis seborreica, melanoma amelanocítico

Etiquetas: carcinoma basocelular, nevus dérmico

Autor:

Fernández Segura, Francisco Javier (MFyC). CAP La Pau. Barcelona
Miembro de @lapellcamfic

No Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: