Pioderma gangrenoso

pioderma gangrenoso

Pioderma gangrenoso

(Last Updated On: 30 abril, 2019)

Antecedentes patológicos

Mujer de 44 años, con alergia medicamentosa conocidas a los Aines y con antecedentes de colitis ulcerosa estable en tratamiento crónico con mesalazina tópica.

Caso clínico:

A nuestra paciente le habian realizado previamente un punch biopsia de una lesión compatible con dermatofibroma. Sobre espina tibial anterior de la extremidad inferior izquierda.

Posteriormente, a los 6 días de la intervención inició dolor y eritema local. Se instauró tratamiento antibiótico con amoxicilina 500/ácido clavulánico 125 mg durante 9 días. Pero la herida presentó mala evolución. Por lo que posteriormente se cambió a cefalexina y moxifloxacino durante 6 días.  Además se tomaron 2 cultivos mediante frotis de la lesión que fueron negativos. De nuevo, la evolución fue tórpida aumentando rápidamente la ulceración con bordes de la herida violáceos, necrosis, exudación abundante e importante dolor que limitaba la marcha.

pioderma gangrenoso

Ante la mala evolución de la herida se contactó con dermatología. Visitaron a la paciente el mismo día y se orientó el caso como Pioderma Gangrenoso. A su vez, se iniciaron curas tópicas con apósitos hidrodetersivos, absorbentes, microadherentes. Y después también con apósitos de espuma de poliuretano. Siempre con mínima manipulación de la herida. Se pautó además tratamiento con prednisona a dosis altas (60 mg/día), omeprazol, ácido alendrónicoy calcio. Y también analgesia con paracetamol-tramadol para control del intenso dolor.

Diagnóstico diferencial

Infecciones, vasculitis cutáneas, úlceras vasculares y patología cutánea maligna.

Conclusiones

En pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal, discrasias sanguíneas malignas y artritis reumatoide deberemos tener siempre presente un pioderma gangrenoso ante la presencia de una úlcera de evolución rápida. Puede aparecer de forma espontánea. O en zonas que han sufrido pequeños traumatismos o cirugía, como resultado de la expresión del fenómeno de patérgia.

Además, en nuestro caso valoramos de forma muy positiva la relación con el servicio de Dermatología por atender de forma urgente a la paciente. Y también con enfermería por las curas diarias y el seguimiento de la lesión hasta la resolución completa.

Bibliografia

Wollina U. Clinical management of pyoderma gangrenosum. Am J Clin Dermatol 2002; 3(3):149-158. Suarez PJ, Herrera AE, Lopez NN, Vilches MF, et al.

Pyoderma gangrenosum: A report of 15 cases and review of the literature. Actas Dermosifiliogr 2012;103:120-26. Ouazzani A, Berthe JV, de Fontaine S.

Post surgical pyoderma gangrenosum: a clinical entity. Acta Chir Belg 2007;107:424-28 Sunita A. Recognition and management of pyoderma gangrenosum. Dermatology 2012;22:26-30

Autora

Dra Ana Ripoll Ramos

Médico de Família y Miembro del GdT Dermatología CAMFIC

También puede interesarte:

No Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: