Vesículas en el labio: siempre un herpes simple?

impétigo contagioso

Vesículas en el labio: siempre un herpes simple?

(Last Updated On: 8 febrero, 2019)

Paciente de 39 años, sin antecedentes patológicos de interés. Nos consulta en época de invierno por presentar estas lesiones desde hace 3 días :

impétigo contagioso

La paciente nos explica que al inicio era una sola lesión, una macula eritematosa que evolucionó rápidamente a vesícula. Se aplicó aciclovir tópico “como otras veces”. De forma rápidamente progresiva han aparecido el resto de lesiones, que se han vuelto “amarillentas”. Nota cierto escozor y ligero prurito en las lesiones. Se ha mantenido afebril y refiere síntomas catarrales los días previos.

No recuerda que familiares o conocidos tengan lesiones similares.

¿Pensaremos que es un herpes simple ? ¿Que otras posibilidades hay?

En general, ante lesiones cutáneas vesiculosas o ampollosas tendremos que pensar en :

  • Tiñas (las lesiones son eritemato-descamativas y circinadas y no es el caso)
  • Pénfigo (autoinmune, con afectación mucosa muy a menudo, curso crónico)
  • Epidermol·lisi ampulosa (distribución más diseminada, las ampollas son subepidérmicas, a veces, distigible sólo por biopsia )
  • Psoriasis pustular (sobre todo palmoplantar o más diseminada que en nuestro paciente)
  • Picaduras de insecto (ausencia de antecedente en nuestro caso, normalmente con pápula sobre base eriteamtosa o punto de entrada)
  • Herpes simple (curso recidivante con escozor y prurito como empezó nuestra paciente)
  • Impétigo.

Nuestra paciente, al explorarla, observamos que presenta lesiones maculosas (siete en mentón y una en el labio), eritematosas, con costras melicéricas algunas y otras formando escaras, no confluyentes, localizadas únicamente en labio y mentón.

Por tanto, en nuestro caso, la clínica, localización y distribución, el diagnóstico diferencial que nos planteamos es:

  • Tiña
  • Impétigo
  • Herpes simple
  • Picaduras.

La historia clínica, la evolución y los antecedentes hacen que nos decantemos por un impétigo contagioso sobre herpes simple.

El impétigo es una infección cutánea epidérmica causada por estreptococos y estafilococos en forma de vesículas en áreas expuestas, sobre todo en verano y con una incidencia de 13.6 por mil habitantes año, sobre todo en niños de 2 a 5 años.

El contagio se produce por autoinoculación de pacientes afectos y portadores nasofaríngeos y en los adultos también sobre dermatosis u otras lesiones cutáneas preexistentes, como es el caso de nuestra paciente.

Existen dos tipos de impétigo según la etiología:

Impétigo contagioso: Estreptococos piógenes grupo A. (70% de los casos) y Estafilococos aureus en menor medida.

Impétigo ampolloso: Estafilococos aureus tipo I y II (30% de los casos).

El diagnóstico es clínico. Las lesiones cursan con máculas iniciales y vesículas localizadas en áreas expuestas, perioral, perinasal, cuero cabelludo y en los brazos. Las vesículas son claras con medida de 1 a 2 cm de diámetro y evolucionan a costras melicéricas y erosiones. No dejan cicatriz.

El impétigo ampolloso cursa con ampollas flácidas que se pueden romper y exudar un fluido amarillo en grandes pliegues, áreas exudativas y costrosas. El collar patognomónico de escamas en su periferia se desarrolla después de la ruptura de las bullas, dejando una corteza delgada y marrón sobre las erosiones restantes. Los síntomas sistémicos son poco frecuentes pero pueden incluir fiebre, diarrea y debilidad.

Tratamiento

El tratamiento de primera elección son los antibióticos tópicos tales como mupirocina y ácido fusídico con una resolución según algunas revisiones del 85%.

Los desinfectantes tópicos (povidona yodada o clorhexidina) son inferiores a los antibióticos y no se deben utilizar.

Se desaconsejan la profilaxis con antibioterapia tópica, por la aparición de resistencias.

La terapia antibiótica oral se puede usar para el impétigo con ampollas grandes o cuando la terapia tópica no es práctica. Amoxicilina / clavulánico, cloxacilina, cefalexina, clindamicina, doxiciclina, minociclina, trimetoprim / sulfametoxazol y macrólidos son opciones.

Se debe recomendar lavarse frecuentemente las manos, y evitar el rascado de las lesiones.

Ambos tipos generalmente se resuelven dentro de dos a tres semanas sin cicatrización y las complicaciones son poco frecuentes, siendo las más graves la glomerulonefritis postestreptocócica.

A la paciente le administramos ácido fusídico al 2% 3 veces por semana 10 días con resolución completa del problema.

Bibliografía:

  • Hartman-Adams H, Banvard C, Juckett G Impetigo: diagnosis and treatment. Am Fam Physician. 2014 Aug 15;90(4):229-35.
  • Bowen AC1, Mahé A2, Hay RJ3, Andrews RM4, Steer AC5, Tong SY6, Carapetis JR7. The Global Epidemiology of Impetigo: A Systematic Review of the Population Prevalence of Impetigo and Pyoderma. PLoS
  • One. 2015 Aug 28;10(8):e0136789. doi: 10.1371/journal.pone.0136789. eCollection 2015.
  • Loadsman MEN, Verheij TJM, van der Velden AW. Impetigo incidence and treatment: a retrospective study of Dutch routine primary care data. Fam Pract. 2018 Oct 19. doi: 10.1093/fampra/cmy104. [Epub ahead of print]

Autora :

Carolina Burgos Díez, Medic@ de Familia

carolinaburgosdiez@gmail.com

Grup de dermatología de la CAMFiC

dermato@camfic.org

@lapellcamfic

También te puede interesar:

Naiara, ¿tiene un herpes zoster?

Ficha 16: Enfermedad de Bowen y Queratoacantoma

Granos que no pican ni duelen

No Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: