Doctora me ha salida una verruga en la nariz

Doctora me ha salida una verruga en nariz

Doctora me ha salida una verruga en la nariz

(Last Updated On: 1 agosto, 2018)

Doctora me ha salida una verruga en nariz y parezco una bruja

 

Mercedes acude a nuestra consulta junto a su hija mayor, está muy preocupada por que tiene una extraña “verruga” en la nariz que le ha crecido en pocas semanas de forma brusca. Jura y perjura que hace 2 meses no tenía nada y nos ruega que hagamos algo, ya que se casa su hijo en un mes y cree que parece una bruja.

ANTECEDENTES

Mercedes tiene 66 años, es hipertensa en tratamiento con Enalapril de 20mg. No tiene alergias, ni hábitos tóxicos. Había sido maestra de escuela. No tienen antecedentes de cáncer cutáneo.

EXPLORACIÓN

La verdad es que presenta una lesión de poco más de 4 mm de diámetro, a nivel de la punta nasal, papular , cupuliforme, ligeramente pigmentada en su zona central. No le duele , ni le pica, ni le sangra y es cierto que es muy visible….No me atrevo a confirmar si parece una bruja o no, pero yo en su lugar también estaría preocupada.

Intento disimular mi súper empatía y hago algo mucho más útil que dejarme llevar por ella, que es poner el dermatoscopio en la lesión.

 

dermatoscopia queratoacantoma

Figura 2. Detalle de la dermatoscopia de la lesión de Mercedes. Autora Dra. Mireia Serrano

 

 

Supongo que ya muchos de vosotr@s habéis podido orientar que lo que tiene Mercedes posiblemente es una queratoacantoma, ¿no?

 

¿Seguro que es un queratoacantoma?

Pues seguro, seguro en esta vida no hay nada, y el queratoacantoma (KA) no es una excepción y voy a intentar razonarlo.

El KA es una neoformación epidérmica con probable origen en el infundíbulo folicular, de crecimiento rápido, que involuciona de forma espontánea la mayoría de veces. La naturaleza del KA ha sido motivo de controversia casi desde que fue descrito por primera vez, de ahí a que muchos autores la describan como una lesión  pseudobenigna, otros como pseudomaligna o incluso como sinónimo de carcinoma escamoso primario que se autocura.

Se considera que su etiopatogenia es multifactorial, pero seguramente la luz ultravioleta juegue un papel fundamental, ya que su presentación característica es en áreas fotoexpuestas.

 

 Variantes de presentación,

Algunas gigantes, pero la que más veremos con más frecuencia en atención primaria es el KA solitario, que es justo el que tiene Mercedes.

La edad más común de presentación es entre los 50 y 69 años ( justo la de Mercedes), aunque puede aparecer a casi cualquier edad. No se ha documentado predilección por algún sexo, aunque algunos estudios indican que es más frecuente en hombres (Mercedes ahí se salta la regla).

 

Los queratoacantomas solitarios suelen aparecer en áreas fotoexpuestas, y característicamente tienen 3 fases:

  • Proliferación rápida, en la que la neoformación aumenta su tamaño hasta alcanzar unos mm de diámetro, en 6-8 semanas, con aspecto de mácula eritematosa, posteriormente papular y por último similar a un volcán, con un cráter central lleno de queratina.
  • KA maduro, en la que deja de crecer pero mantiene su aspecto crateriforme.
  • Involución, en el que el 50% de los queratoacantomas desaparecen espontáneamente, en 4 a 6 semanas, con la expulsión del tapón de queratina y reabsorción del tumor, dejando una cicatriz atrófica y generalmente hipopigmentada. Algunas lesiones persisten más de un año. El proceso completo desde el inicio hasta la desaparición espontánea suele durar entre 4 y 9 meses.

 

En la mayoría de los casos, el KA se comporta como un tumor benigno, pero hasta en un 20% de los casos, los queratoacantomas pueden ser agresivos, mostrar signos de invasión perineural, perivascular e intravascular, y metástasis a ganglios linfáticos regionales. Esto sucede generalmente en áreas de alto riesgo, como la región central de la cara, y se observa especialmente en pacientes mayores o inmunodeprimidos

 

¿Y la dermatoscopia nos ayuda a tomar una decisión?

 

Ya en una de nuestras fichas el 25 de Marzo de 2017, os describíamos la dermatoscopia del KA (Ficha 16: Enfermedad de Bowen y Queratoacantoma) pero vamos a repasarla.

Dermatoscópicamente el KA presenta una masa central de queratina, de color amarillenta a veces de color más marronácea, que se rodea frecuentemente por vasos en horquilla alargados y a veces engrosados, que a su vez están también típicamente rodeados por un halo blanquecino.

Estos vasos tienen una agrupación radial y pueden asociarse en ocasiones con vasos lineales atípicos o glomerulares. Mercedes tenía una imagen dermatoscópica altamente sugestiva de KA.

 

 

dermatoscopia queratoacantoma

Figura 3. Imagen de la dermatoscopia de la lesión nasal de Mercedes donde se observa queratina central (círculo marrón) y vasos en horquilla de disposición radial ( flechas amarillas). Autora Dra. Mireia Serrano

 

 

La hemorragia, la queratinización, el color rosa y las estructuras vasculares (glomerular, horquilla y morfologías irregulares lineales) son características dermoscópicas útiles en el diagnóstico del KA, pero si habéis seguido un poquitín el blog, también del carcinoma espinocelular (CEC) y otras lesiones.

Existe una considerable similitud y superposición en el aspecto dermoscópico del CEC nodular y el KA. Parece que la observación de queratina central, es más común en KA que en en el CEC (88% frente a 32%, p <0,01). Pero existen estudios que concluyen que la dermatoscopia no mejoró la capacidad de diferenciar con seguridad entre CEC y KA. De hecho, los dermatopatólogos continúan debatiendo si el KA es una forma altamente diferenciada de CEC o un tumor benigno involutivo. Si o me creeis mirad la figura 4.

 

Los vasos glomerulares, los vasos irregulares lineales, los vasos en horquilla orientados radialmente y los vasos atípicos se encuentran a menudo, como hemos apuntado antes, en otras lesiones queratinizantes, incluidas la queratosis actínica y la enfermedad de Bowen.

 

 

dermatoscopia queratoacantoma

Figura 4. Imágenes clínicas y dermatoscópicas de 6 carcinomas de células escamosas nodulares (lesiones A-C y G-I) y 3 queratoacantomas (lesiones D-F). Las lesiones A – F son nódulos clínicamente queratinizantes que exhiben una masa central de queratina rodeada por vasos en horquilla orientados radialmente (A, B, F) y / o vasos lineales irregulares (A, B, D, E). También se ven áreas blancas sin estructura (C, F) y áreas hemorrágicas (A, E, F). Las lesiones G-I carecen de pistas clínicas obvias de queratinización, sin embargo, la dermatoscopia revela círculos blancos (H, I), hemorragia (H), vasos glomerulares en espiral (G, H) y vasos ramificados irregulares lineales (I). Lin M, Pan Y, Jalilian C, Kelly J. Dermoscopic characteristics of nodular squamous cell carcinoma and keratoacanthoma. Dermatol Pract Concept. 2014 Apr; 4(2): 9–15.

¿Y ahora qué hacemos con Mercedes?

 Pues con todo lo dicho y aunque se describe que los KA remiten en forma espontánea sin tratamiento, se aconseja siempre una intervención terapéutica por:

  • Porque no siempre puede diferenciarse entre un KA de un CEC.
  • Para producir un mejor resultado estético.
  • Porque durante la fase de crecimiento no puede predecirse el tamaño final y el área de destrucción.
  • Porque en muchos de los casos el tratamiento es simple y efectivo.

 

Con Mercedes nos decantamos por derivarla a nuestro servicio de cirugía menor donde le extirparon la lesión. Semanas más tarde llegó la anatomía patológica que nos confirmó nuestra sospecha clínica de queratoacantoma.

Mercedes también volvió a la consulta muy contenta por el resultado y días antes de la boda de su hijo , esta vez para controlar la tensión arterial…pero esa es otra historia!

 

 

Figura 5 y 6. Imagen de la macroscópica de la punta nasal de Mercedes sin el queratocantoma un mes más tarde de la extirpación quirúrgica. Autora Dra. Mireia Serrano

 

 

Bibliografia.

  1.  Alcalá D et al. Queratoacantoma. Comunicación de un caso. Rev Cent Dermatol Pascua.Vol. 12, Núm. 3 Sep-Dic 2003 MG 126
  2. Espinoza D, Alejandra M, Alejandra J. Keratoacanthoma. Rev. Fac. Cienc. Méd. Julio-Diciembre 2015
  3. Villanueva TI et al. Queratoacantoma: ¿pseudocáncer o carcinoma epidermoide? Dermatol Rev Mex 2012;56(1):26-29
  4. Martín J.M. et al Vascularización en dermatoscopia. Actas Dermosifiliogr. 2012;103(5):357—375
  5. Rosendahl C, Cameron A, Argenziano G, Zalaudek I, Tschandl P, Kittler H. Dermoscopy of squamous cell carcinoma and keratoacanthoma. Arch Dermatol. 2012; 17: 1-7.
  6. Lin M, Pan Y, Jalilian C, Kelly J. Dermoscopic characteristics of nodular squamous cell carcinoma and keratoacanthoma. Dermatol Pract Concept. 2014 Apr; 4(2): 9–15.

 

Si te gusta comparte!

 

 

Autor/es

Mireia Serrano 

@MireDoc

mireserman@gmail.com

 

@lapellcamfic

GdT dermatologia CAMFiC
dermato@camfic.org
@lapellcamfic

No Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: