Un nevus azulado

Nevus azul

Un nevus azulado

(Last Updated On: 23 julio, 2018)

Un nevus azulado

Resumen:

Mujer de 31 años que acude por aparición de una mancha pequeña azulada en cara dorsal de la mano D desde hace 2 meses.

Fototipo III. No antecedentes patológicos de interés.

Un nevus azulado

Clínica

 

En la siguiente imagen tenemos la visualización por dermatoscopia.

Un nevus azulado

Dermatoscopia

¿Cuál cree que es el diagnóstico? La derivaríamos a dermatología?

El nevus azul es una neoplasia melanocítica compuesta por células melanocíticas pigmentadas localizadas en la parte media de la dermis, y en general son lesiones adquiridas, que una vez aparecen, suelen mantenerse estables en el tiempo.

Los nevus azules comunes suelen presentarse como pápulas solitarias de color azul, azul-gris o azul-negro, en general asintomáticas y de menos de 10 mm de diámetro. Tienen este color tan característico por un efecto óptico de la retrodispersión de la luz azul desde la piel suprayacente a la melanina dérmica (efecto Tyndall). Pero para acabar de complicar también existen nevus azules hipopigmentats, en diana y combinados (con un nevus melanocítico compuesto).

Aunque se pueden localizar en cualquier parte, casi la mitad de los casos se sitúan en el dorso de las manos y pies. Pocas veces las lesiones son múltiples, ya veces pueden tener lesiones satélite, más pequeñas. En la dermatoscopia los nevus azules son muy característicos, con un patrón homogéneo con pigmento azul y ausencia de otros parámetros dermatoscópicos (como retículo pigmentado, glóbulos, puntos negros o marrones), con un borde bien definida.

El hecho de que algunos melanomas simulen dermatoscòpicament un nevus azul hace que tengamos que recomendar su extirpación en pacientes con antecedentes de melanoma o en lesiones cambiantes.

Dx diferencial:

Nevus fusocel·lular pigmentado, tatuaje, melanoma, tumor glómico, dermatofibroma.

El riesgo de transformación maligna se desconoce, pero parece ser mayor en los nevus azules celulares respecto a los comunes. Por eso nos preocuparemos ante un nevus azul que cambia, o ante la duda que haya podido cambiar, y si es de aparición reciente, como era el caso de nuestra paciente.

El tratamiento no es necesario en aquellas lesiones que clínica y dermatoscòpicament corresponden a nevus azules y que permanecen estables en el tiempo. Pero si se aprecian cambios se debe considerar la biopsia escisional (que además debe incluir el tejido celular subcutáneo ya que se trata de lesiones profundas).

En nuestro caso se decidió remitir a la paciente a dermatología, se le hizo biopsia y, afortunadamente el diagnóstico definitivo fue de nevus azul común, y no fue necesario hacer nada más ni controlarla posteriormente.

Puedes dejar tus comentarios aquí, o en nuestro Foro profesional

 

Si te ha gustado comparte!

 

 

Autora:

Zulema Martí i Oltra, Medic@ de familia

 

 

@lapellcamfic

GdT dermatologia CAMFiC
dermato@camfic.org
@lapellcamfic

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Para publicar vuestros casos deberíais adjuntar:

Autor/es, imágenes ( jpg), resumen del caso o de la imagen con comentario de la misma y datos de contacto (nombre y lugar de trabajo).

Se regirán siempre por las Normas de uso del blog

Comentarios o preguntas a: dermato@camfic.org

 

 Gracias de antemano por vuestra colaboración.

MODELO Caso clínico

MODELO Casos en dermatoscopia

No Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: