¿Doctora, tengo hongos?

pitiriasis alba

¿Doctora, tengo hongos?

(Last Updated On: 7 mayo, 2018)

Lesiones hipopigmentadas

Mujer de 23 años y fototipo IV que acude a nuestra consulta porque en el gimnasio le han comentado que estas lesiones podrían ser hongos. Ella conoce muy bien estas lesiones porque hace años que las tiene aunque en ocasiones no están tan marcadas.

Son lesiones hipopigmentadas, no pruriginosas, confluyentes y aunque en ocasiones han podido descamarse, actualmente no. No describe un crecimiento progresivo. Sólo las presenta en dorso externo de ambos brazos, sin afectar ni antebrazos, escote o espalda.

 

lesiones hipopigmentadas

Pitiriasis alba ¿Qué es?

Se trata de PITIRIASIS ALBA conocida también como Dartros Acromiante, es benigna y sin relevancia clínica. Es una afección cutánea frecuente en niños, adolescentes o adultos jóvenes. Las consultas aparecen en verano o cuando la piel sana empieza a broncearse porque las placas blanquecinas resultan más evidentes.

Son lesiones parcheadas de color blanco, que predominan en mejillas aunque pueden distribuirse en el dorso de los brazos también.

Su causa és desconocida y el principal factor desencadenante es la sequedad cutánea, la falta de algunos minerales como el cobre, el uso de jabones como el cloro de las piscinas podrían contribuir. No tiene clara predilección por sexos pero sí parece que es frecuente en niños con antecedentes de dermatitis atópica. Se suele clasificar como un tipo de ezcema.

 

¿Cuales son los síntomas?

Suelen ser asintomáticas aunque en algunos casos se describe un prurito leve.

¿Cómo son las lesiones?

Las lesiones afectan a mejillas y brazos. Inicialmente aparecen ovaladas de 0,5- 5 cm de color rosado para más tarde presentar un color pálido con pequeña descamación para finalmente dejar una máculas planas hipopigmentadas con bordes mal delimitados y que pueden persistir muchos meses o incluso años.

¿Cuál es el diagnóstico diferencial?

El diagnóstico es clínico y no precisa de ninguna exploración complementaria. El principal diagnóstico diferencial como bien refería nuestra propia paciente es la Ptiriasis Versicolor. Ésta sí es una infección fúngica que precisa de tratamiento específico. Otro diagnóstico, podría ser Vitíligo que se trata de una pérdida de pigmentación cutánea por etiología autoinmune. Si la lesión es en una única zona podria incluirse el nevus acrómico y nevus anemicus como otros trastornos de la pigmentación a descartar.

 

¿ Cual es su tratamiento?

Consiste en hidratar muy bien la piel con crema y emolientes de manera continuada sobretodo durante el invierno y aplicar un fotoprotector solar en verano para que las lesiones sean más disimuladas. En las primeras fases, puede utilizarse corticoides tópicos de baja potencia o inhibidores de la calcineurina para acelerar la mejoría clínica. También se han utilizado retinioides tópicos así como terapias fotosensibilizantes. Como consejo no farmacológico se añadiría el evitar baños prolongados, agua muy caliente, jabones y esponjas muy abrasivas.

 

 

Bibliografia:

 

  1. Yuri T. Jadotte, MD; Camila K. Janniger, MD. Pityriasis Alba Revisited: Perspectives on an Enigmatic Disorder of Childhood. Pediatric Dermatology. Cutis. 2011; 87 (2): 66-72

 

  1. Miazek N, Michalek L, Pawlowska-kisiel M, Olszewska M, Rudnicka L. Pityriasis Alba–Common Disease, Enigmatic Entity: Up-to-Date Review of the Literature. Dermatol. 2015; 32 (6): 786-91

 

Esperamos vuestros comentarios en el post y en nuestro Foro profesional

 

Autora: Lorena Díez García, MF

 

 

@lapellcamfic

GdT dermatologia CAMFiC
dermato@camfic.org
@lapellcamfic

 

 

 

Para publicar vuestros casos deberíais adjuntar: Autor/es, imágenes ( jpg), resumen del caso o de la imagen,con comentario de la misma, y datos de contacto (nombre y lugar de trabajo), por si los lectores desean realizaros algún comentario o pregunta.

MODELO Casos en dermatoscopia publico

MODELO Caso clínico público

Se regirán siempre por las Normas de uso del blog.

Gracias de antemano por vuestra colaboración.

2 Comments
  • Hypatia Mejia
    Posted at 13:45h, 08 mayo Responder

    Es un caso muy común en las consultas y que tiende hacer confundido en muchas ocasiones con lesiones ocasionadas por hongos. Lo que lleva al uso de tratamientos errados, que hacen cambiar la lesión y por tanto a múltiples tratamientos. Tal como lo comenta la compañera no necesita ninguna prueba complementaria para su diagnóstico y ningún otro tratamiento más que la hidratación.

  • Octavi Figueras
    Posted at 06:21h, 12 mayo Responder

    Gràcias por tu comentario. En mi experiencia es casi más importante el tiempo que dediquemos a que la paciente entienda la naturaleza de su afección y que no es en si mismo enfermedad si no caracteristicas de su piel “para siempre”. Para que sea consciente que la hidratación cutánea y sus cuidados serán básicos en su mejoria. Un saludo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: